El Pulso, ya no sigue arriba

El Pulso, ya no sigue arriba

De a poco la migración de oyentes de uno de los programas deportivos más populares de la radio, se ha ido evidenciando, debido a la partida de sus dos principales protagonistas.


El Doctor Hernán Peláez Restrepo junto a Iván Mejía Álvarez, iniciaron este proyecto sencillo, uniéndose como interlocutores, que dialogaban sobre el balompié nacional y mundial, y se acercaban a los oyentes a través de los mensajes enviados a los correos electrónicos de los periodistas.

Después de la una de la tarde, y de lunes a viernes, en Caracol Radio, se emitía este programa denominado, “El Pulso del Fútbol”, el cual estaba lleno de recuerdos, de “viejeras” como ellos mismos (Peláez y Mejía) apodaban. Conocer de la historia y de la actualidad, hicieron que miles de espectadores se volvieran caracoleros.

El nivel de diálogo entre un crítico como Mejía y un conductor eximio como el Doctor Peláez, hicieron la combinación perfecta, para que, a la hora del almuerzo, los seguidores del programa, aprendieran, se documentaran, pero también ayudaran en cada lapsus que tenían, el cual era una oportunidad para que quienes los sintonizaban les dieran “palo” de una manera jocosa.

El Pulso manejaba actualidad informativa, aunque sus herramientas tecnológicas, estaban lejanas de los celulares, y redes sociales que iniciaban su furor. La tradicionalidad y estilo diferente de una charla entre amigos que se convertía en una tertulia para sus seguidores, hicieron que, de los miles anteriormente mencionados, se triplicaran para dejar el programa en lo más alto de la radio.

Sin embargo, esta historia entre dos amigos del alma, tomó un giro tras la salida de Hernán Peláez del programa y de Caracol Radio. Quien llegara en su lugar, difícilmente podría reemplazarlo. La compañía, ubicó a César Augusto Londoño, para que continuara con el Pulso, al lado del ‘gordo’ Iván.

César Augusto, es uno de los periodistas de la vieja guardia, pero en su estilo juvenil, quería incluirle detalles nuevos al programa, los cuales tajantemente fueron tumbados por el nuevo conductor del programa. Los sondeos y tendencias de Londoño eran evitados al máximo por Mejía, quien seguía con su enfoque tradicional.

Si bien, no era el mismo estilo, la continuidad de Iván Mejía, permitió que el “Pulso siguiera arriba”, como bien lo destacaba al término de cada emisión. De esta manera el programa se convirtió en una apuesta para el ‘gordo’, quien siempre decía las cosas de frente y sin adornos, mientras que su nuevo compañero, caía parado en cada comentario.

El desgaste y el querer un año sabático, hizo que Mejía tomara la decisión de alejarse de los medios, como Win Sports y Caracol Radio. Los fieles oyentes sintieron que con esa decisión el programa de la 1:05 p.m. ya no sería el mismo.

En lugar de Mejía llegó Óscar Rentería, un ‘viejo’ bonachón, de una larga y exitosa carrera periodística en el Valle del Cauca y en la Capital de la República. Este nuevo integrante del Pulso, tenía una responsabilidad aún mayor que César Augusto, años atrás.

Óscar Rentería y César Augusto Londoño

Al pasar los programas, el plus que tenía Pulso empezó a ser criticado por sus fieles oyentes, quienes querían que la polémica, la crítica y la historia continuaran al lado de la actualidad. Pero… llegaron las redes sociales, los concursos, las salidas constantes a ciudades, y un estilo de completa unión, que hizo que los halagos entre sí se volvieran continuos.

Incluso en medio de las críticas o las polémicas, estas parecen ser tan normales que se nota una clara adaptación de las respuestas, bajo un libreto sobreactuado que dejó de lado los buenos recuerdos de la pareja inicial.

Si bien los datos estadísticos de Caracol Radio son realmente exitosos, con el tiempo el programa de mayor popularidad, fue perdiendo a sus fieles escuderos, quienes ven ahora a sus ídolos en Twitter, por un lado, el Doctor Peláez, mostrando la tranquilidad del recuerdo en fotos y de la ácida crítica de Mejía dándole “palo” a cada uno de los directivos del fútbol local.

Por estas y otras razones, es que el Pulso, ya no sigue arriba.


Más+Deportes.

#SIGUENOS EN INSTAGRAM