Breaking News

Segundo duelo Argentina-Canadá: ¿Qué ha cambiado?

Cuando echó a rodar el torneo en el Mercedes Benz Stadium, el 20 de junio, el técnico estadounidense Jesse Marsch no llevaba más que 36 días en el cargo y dos partidos amistosos (contra Países Bajos y Francia) para hacer pruebas.


Tres semanas y cuatro partidos oficiales después, Canadá es un conjunto más experimentado, que ha sabido competir y tiene más interiorizados los automatismos que quiere su entrenador.

La clasificación para la semifinal tuvo para Argentina dos consecuencias: Un importante refuerzo anímico, porque se sobrepuso al gol del empate cuando ya celebraba y, después, al fallo de Lionel Messi en el penalti que abría la tanda.

Pero también las primeras dudas. En el primer tiempo, Ecuador desactivó por completo el centro del campo albiceleste, que no pudo conectar ni con Messi ni con Lautaro Martínez. Argentina tardó más de 20 minutos en lanzar al arco de la Tri.

En el segundo tiempo, con el paso adelante de los ecuatorianos acabó sufriendo, especialmente tras encajar el gol de Kevin Rodríguez.

La selección de Jesse Marsch crea ocasiones pero no las concreta. Se ha plantado en semifinales con dos goles en cuatro partidos. Y dos de ellos, frente a Perú y Chile, los jugó con superioridad numérica.

Contra Venezuela, en cuartos, vivió al borde del infarto por no definir todo lo que creó al contragolpe.

‘Los Martínez’ sostienen a la campeona

Emiliano Martínez y Lautaro Martínez, principio y final de la Albiceleste, han sostenido al conjunto de Lionel Scaloni.

‘Dibu’ convertido en una leyenda por su efectividad en las tandas de penaltis, llegó imbatido al partido de cuartos, con intervenciones decisivas en todas las salidasd.

Lautaro es el artillero de la Copa, con cuatro goles en cuatro partidos. Marcó el de la tranquilidad frente a Canadá y desatascó los partidos frente a Perú -dos goles- y Chile. Solo se quedó inédito ante Ecuador.

A ellos se unió, en cuartos, otro Martínez, Lisandro, titular en el centro de la zaga en tres de los cuatro partidos y autor del gol contra la Tri.

Jesse Marsch tiene un bloque en el que confía a ciegas. Hasta seis jugadores de su plantilla han disputado todos los minutos, mientras que otros cinco (al margen de los dos arqueros suplentes) viven la Copa América como espectadores de lujo desde el banquillo, sin haber intervenido en ningún partido.

El portero Maxime Crépeau; los defensas Alistair Johnson, Möise Bombito y Alphonso Davies; el centrocampista Stephen Eustáquio; y el delantero Jonathan David han sido imprescindibles para el técnico estadounidense.

Lionel Scaloni, al contrario, utilizó a todos los jugadores de campo en la primera fase. Solo el arquero Emiliano Martínez lo ha jugado todo.

About Más Deportes

Check Also

River ganó en casa y se aseguró la clasificación

El equipo de Martín Demichelis venció 2-0 a Libertad en el Mâs Monumental, con goles …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *