Bacca volvió al gol con el Villarreal

Bacca volvió al gol con el Villarreal

Los amarillos en inferioridad numérica vencieron al Eibar con goles de Moi Gómez, Bacca y Pedraza.


El Villarreal derrotó a la SD Eibar (1-3) y se reencuentra con la victoria en LaLiga tras ocho jornadas sin sumar los tres puntos en la competición doméstica. El conjunto amarillo, en inferioridad numérica durante los últimos diez minutos, superó al conjunto armero gracias a los goles de Moi Gómez, Bacca y Pedraza y a las tres asistencias de Gerard Moreno, que, pese a no ver portería, volvió a liderar al equipo de Unai Emery hacia la victoria.

 

El conjunto amarillo llegó a Ipurua con ausencias de futbolistas importantes, especialmente en la parcela defensiva. Ante tales circunstancias, Unai Emery introdujo una zaga inédita en lo que llevamos de temporada: J. Costa, Foyth, Funes Mori y Estupiñán.

 

El inicio de encuentro de los ‘groguets’ fue espectacular. En la primera llegada del partido, abrieron el marcador en Ipurua. Moi Gómez batió a Dmitrovic, tras recibir una excepcional asistencia al espacio de Gerard Moreno que sorprendió a la zaga armera. La acción fue iniciada por un medido pase largo de Dani Parejo.

 

El gol significó un golpe de moral para el Villarreal, que dominó el duelo durante los primeros quince minutos de choque. A partir de entonces, los locales dieron un paso al frente y buscaron generar peligro colgando balones al área.

 

Poco antes de alcanzar el ecuador del primer tiempo, Sergio Asenjo se vistió de santo en la mejor oportunidad de la SD Eibar. El ‘1’ amarillo frustró una triple ocasión del equipo local, deteniendo en primera instancia un disparo desde el corazón del área de Diop y posteriormente dos chuts a bocajarro de Bryan Gil. Impresionante el meta palentino.

 

Pese al arreón local, el Submarino supo aprovechar su momento y en el minuto 33, una excelente recuperación de Trigueros armó el contragolpe amarillo. El manchego cedió para Gerard, que, tras una gran conducción, volvió a vestirse de ‘jugón’ y asistió al matador Carlos Bacca, que fusiló sin piedad a Dmitrovic.

En el minuto 40, el colegiado decretó pena máxima a favor de la SD Eibar por manos de Pervis Estupiñán en un centro al área. Un providencial Sergio Asenjo detuvo con solvencia el penalti ejecutado por Burgos. Imperial de nuevo el palentino.

 

El Submarino no inició con buen pie el segundo tiempo. En el minuto 55, el Eibar recortó distancias por mediación de Sergi Enrich. Un disparo envenenado del delantero balear, al que no llegó a Asenjo, acabó colándose en la portería amarilla.

 

En el minuto 64, Emery movió el banquillo e introdujo a Pedraza, Chukwueze y Mario Gaspar en busca de mordiente para anotar el tercer gol. Los que más cerca estuvieron de lograrlo fueron Gerard y Trigueros. En los últimos 20 minutos de encuentro se toparon con las intervenciones de Dmitrovic.

 

En el minuto 81, el colegiado mostró una rigurosa cartulina roja a Capoue por llegar tarde a un balón dividido. Lejos a amilanarse y echarse atrás, el equipo de Emery hizo gala de valentía y encontró el tercer tanto. Alfonso Pedraza, tras una gran cabalgada, aprovechó una gran asistencia de Gerard para sentenciar el partido.


Villarreal / Más+Deportes. 

#SIGUENOS EN INSTAGRAM