Breaking News
Reuters

El presidente de la Federación Española se niega a dimitir por el escándalo

Luis Rubiales se negó a dimitir el viernes por besar en los labios a la estrella mundialista Jenni Hermoso tras la victoria de España en el Mundial.


En su intervención en una reunión de urgencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Rubiales se quejó de que «falsas feministas» estaban «intentando matarme». Describió el beso como un «pequeño beso» que fue «espontáneo, mutuo, eufórico y consensual».

«¿Un besote consensuado me va a sacar de aquí? No dimitiré. Lucharé hasta el final», dijo Rubiales, provocando aplausos del público predominantemente masculino.

El gobierno confirmó el viernes que llevará el incidente ante un tribunal deportivo donde, si se puede demostrar que el beso no fue consentido, podría ser juzgado bajo una ley de violencia sexual introducida por los gobernantes socialistas el año pasado.

El discurso de Rubiales en la asamblea de la RFEF provocó la inmediata condena de la ministra de Trabajo en funciones, Yolanda Díaz, que lo calificó de «inaceptable».

About Más Deportes

Check Also

¡Dos símbolos unidos! La Torre Eiffel ya luce los Anillos Olímpicos

Durante este viernes 7 de junio, en la sede de los próximos Juegos Olímpicos, vistieron de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *